Billie Holiday

Billie Holiday (1915 - 1959)

Billie Holiday. Su vida y su obra

Eleanora Fagan Gough (Filadelfia, 7 de abril de 1915 – Nueva York, 17 de julio de 1959), conocida como Billie Holiday y apodada Lady Day, fue una cantante estadounidense de jazz. Junto con Sarah Vaughan y Ella Fitzgerald, está considerada entre las más importante e influyentes voces femeninas del jazz. Su canto es una mezcla de sensualidad, pesadumbre, ironía y resignación.

El tema “Strange Fruit” fue considerado como la mejor canción del Siglo XX, por la revista “Time” en 1999.

Su corta vida fue casi puro sufrimiento. Hija no deseada de padres adolescentes negros. Su padre Clarence Holiday abandono el hogar cuando Billie era todavía un bebé. Su joven madre siempre llevó una vida mundana e irresponsable y la falta de ciudados personales y el abandono significó para la niña Billie ser violada antes de los 10 años. Hacia 1927 su madre la lleva a vivir a Brooklyn, New York, donde la presiona a ajercer la prostitución.

Hacia 1930-1931, Billie Holiday cantaba ya frecuentemente en varios clubes de Nueva York. Su popularidad empezó a cimentarse en 1933 cuando el productor John Hammond habló de ella públicamente en su columna de prensa y llevó a Benny Goodman a una de sus actuaciones. Después de la grabación de una prueba en los estudios de la Columbia, Billie se unió a un pequeño grupo de músicos dirigidos por Benny Goodman para hacer su debut comercial el 27 de noviembre de 1933 con la canción “Your Mother’s Son-In-Law”.

En 1932 fue descubierta por el productor John Hammond en el club de mala muerte llamado Monette´s. Hammond dispuso varias sesiones para ella con el gran Benny Goodman; su primer disco fue “Your Mother’s Son-In-Law” en1933.

Fue por ese tiempo que tuvo sus primeros éxitos como cantante. El 23 de noviembre de 1934 cantó en el teatro Apollo recibiendo buenas críticas. Su presentación con el pianista y posterior amante Bobby Henderson hizo mucho para consolidar su prestigio como cantante de jazz y blues. Poco tiempo después Holiday empezó a presentarse regularmente en numerosos clubes en la calle 52 y en Manhattan. Más tarde trabajó con estrellas como Lester Young, Count Basie y Artie Shaw convirtiéndose en una de las cantantes negras de jazz de mayor reputación.

Ya siendo una cantante famosa y respetada, Billie soportaba la discriminación social y racial,
cuando los empresarios que la contrataban le prohibían ingresar por la entrada principal del recinto y debiendo esperar en un cuarto oscuro lejos del público antes de salir al escenario.

El círculo social de Billie estaba rodeado de vagos, drogadictos, vividores y ateos que la indujeron desde temprano al consumo de marihuana y drogas psicoactivas, siendo la heroína la que finalmente la destruyó. Las drogas le causaron un deterioro físico progresivo hasta llegar a perder la voz. El espíritu joven de sus primeras canciones fue derivando a un matiz de pesar y remordimiento. Después de su muerte su obra musical influyó en cantantes tales como Janis Joplin y Nina Simone. En 1972, Diana Ross actuó para la película “Lady Sings the Blues”, basada en la obra autobiográfica de Holiday. Todo el mundo quedó sorprendido, la película fue un éxito comercial y ganó la nominación de mejor actriz para Ross. En 1987, el grupo musical U2 lanzo “Angel of Harlem”, en tributo a ella.

Después de dos matrimonios fallidos, el 28 de marzo de 1952, Billie se casó con Louis Mckay, un “pistolero” de la mafia neoyorkina. Mckay, como muchos de los hombres de su vida, era violento pero él la amaba y trató de sacarla de las drogas. Ya estaban separados en el momento de su muerte.

Varias de sus canciones como “God Bless the Child”, “I love you porgy” o “Fine and mellow” se han convertido en clásicos del jazz.

Cuando presentó una canción en contra de los linchamientos, “Strange Fruit” (Abel Meeropol), con textos como “southern trees bear strange fruit” (los árboles sureños dan extrañas frutas) le dio un puesto destacado no sólo en la historia de la música sino también en la de Estados Unidos.

Ray Ellis dirigió la orquesta del album grabado en 1958, titulado “Lady in Satin”. Recordando ese evento dijó en 1997: “Podría decir que el momento más emocionante fue cuando la escuché interpretar “I’m a Fool to Want You”. Había lágrimas en sus ojos…. Después de terminar fui al salón de control y escuché todos los temas”.

Billie fue arrestada por posesión de heroína y estuvo ocho meses en prisión. Su tarjeta para trabajar en los clubs de New York (la New York city cabaret card) fue revocada, lo que imposibilitó que trabajara en clubes durante los últimos doce años de su vida. Posteriormente fue víctima de una estafa bancaria sobre sus ganancias y murió con tan solo $0.70 en el banco y $750 en efectivo. Al final de mayo de 1959 fue hospitalizada por dolor en el hígado y problemas de corazón. Fue condenada a arresto domiciliario el 12 de julio por posesión de narcóticos; en 1959, la adicción a los narcóticos era considerada un crimen. Billie Holiday permaneció bajo la custodia policial hasta su muerte por cirrosis hepática el 17 de julio de 1959 a la edad de 44 años. Su muerte pareció una cruel burla del destino; moribunda e inconsciente en la cama del hospital, la policía intentó esposarla acusada de consumir heroína mientras agonizaba. Billie Holiday fue enterrada en el cementerio Saint Raymond en el Bronx de Nueva York. Sus últimas palabras ante sus aprehensores fueron: “He vivido para sufrir…Quiero paz”.

1.- Billie Holiday – All of Me

2.- Billie Holiday – Ill Get By

3.- Billie Holiday – Mean to Me

4.- Billie Holiday – These´N That´N Those

5.- Billie Holiday – What A Little Moonlight Caan Do (Charleston)

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,


A %d blogueros les gusta esto: